Guitarrero: Sergio Quispe (Argentina)

Guitarreros: Sergio Quispe (Argentina)

Estoy encantado de tener a Sergio Ezequiel Quispe de Paraná, Argentina.

Q1. Cuéntenos sobre su luthier (y la historia).

En el proceso de nivelación musical y guitarrística, previo al ingreso a la Tecnicatura en Guitarra en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Argentina), me encontré condicionado como estudiante al no poder adquirir un instrumento acorde al estudio que emprendía.  Ese condicionamiento se debía a los escasos recursos económicos de la familia (9 integrantes), de los cuales dos ya iniciábamos estudios universitarios fuera de la Provincia de oriundez o procedencia.  De Padre electricista del automotor y Madre ama de casa, aprendí a vivir con paciencia.

Desalentado y triste por querer y no poder, no hice más que dormir para no pensar.  Pero no fue así, porque en el propio sueño me vi capaz y audaz en la fantasía de construir una guitarra.  La intuición me empujaba a construir la realidad, mi propia y nueva realidad.  Fue así como tome la decisión y empecé a trabajar en ello; estudiar de libros e internet los materiales y los métodos de construcción, buscar materiales similares y programar el comienzo. 

Vacacionando en mi provincia, Jujuy, me encuentro con un amigo hijo de un Luthier, quien me cuenta que su padre había fallecido y que el taller estuvo abandonado largo tiempo.  Una vez más desalentado, pregunto a este si podía trabajar en dicho taller para llegar a mi objetivo, aunque sin la ayuda de su padre, y en un rotundo “SI” me propuso acompañarme en el taller construyéndose también una para él.  El proceso fue muy arduo, pues contaba con solo tres semanas y debía retornar a Entre Ríos.

En 19 días terminé mi primer guitarra. Pude reciclar maderas de puertas y ventanas viejas, unos que otros retazos de muebles viejos encontrados en la calle etc.  Y guiado por la maestra “Necesidad” pude tocar esas primeras cuerdas del aprendizaje. 

Ese instrumento si bien era un logro importante, también era una oportunidad para emprender otro proyecto más serio y ambicioso, “tratar de lograr una Guitarra Clásica Tipo”, puesto que había escuchado y apreciado una guitarra del Gran Luthier Dominique Field, a quien admiro muchísimo.  Es así como, con la venta de esta guitarra piloto, emprendo una nueva con los materiales leales a una Guitarra Clásica Española de construcción Tradicional.

Al terminar mi nueva guitarra, primera guitarra de calidad con la que continué mis estudios musicales, entendí que podía desarrollar el oficio como autodidacta.  En el transcurso de mi desarrollo como Luthier recibo un pedido especial de mi profesor de guitarra, más precisamente del guitarrista Eduardo Isaac.  Esta guitarra trae consigo el advenimiento de más pedidos especiales, sumados al incremento y mejora de los conocimientos adquiridos mediante la experiencia.

 

 

Q2. ¿Cuál es la idea de una guitarra que suene bien para usted? Y ¿qué hace para lograrlo?

Creo que una guitarra suena bien cuando proyecta su sonido y en esa proyección conserva su equilibrio sonoro, cuando es versátil entre los estilos y repertorios en los que suena.  La guitarra debe exponer, ante la exigencia de mano derecha e izquierda, sus recursos,  favoreciendo así al desarrollo musical.  El guitarrista debe encontrar en la guitarra el medio más fiable para reproducir fielmente sus ideas musicales.

Para lograr un buen sonido trabajo en el enlace que se genera entre la tapa y el resto de la caja.  Dicho enlace debe diferenciar el rol de la tapa con respecto al aro y fondo. 

La tapa debe ser sutil, simétrica, liviana, resistente; para ello se debe conseguir una madera leal, que no exija sobrecarga de varillajes.  A esta se le suma un puente muy bien seleccionado y trabajado en forma minuciosa y objetiva ya que es fundamental en el sonido.

Los aros y fondo deben ser sólidos, estables, no absorber las vibraciones de la tapa y en lo posible de maderas nobles en peso y estacionadas.

 

 

Q3. ¿Cuál es la idea de una guitarra que sea fácil de tocar? Y ¿qué hace para lograrlo?

No puedo responder a la idea de una guitarra fácil de tocar, porque no es una característica de relevancia a mi entender.  Una Guitarra Clásica es lo que dice ser “Clásica”.  Dicha guitarra ofrece sus cualidades esenciales sumadas a las riquezas sonoras que el Luthier puede otorgarle con su trabajo de investigación y experiencia.

“Hay una guitarra, para un guitarrista” como “hay guitarras que transforman a guitarristas”

Yo ofrezco un solo modelo de guitarra y trabajo en función de la evolución de ese modelo, porque considero que ahí encuentro mi persona y mi responsabilidad como Luthier.

 

 

Q4. ¿Qué opina sobre los métodos de acabado tradicional como barnizado a muñequilla y los métodos nuevos como algunas lacas, barnices sintéticos)?

Creo que cada Artista busca el mejor final para su obra, porque así lo sugiere su principio.

Los materiales de acabado pueden funcionar todos, respondiendo a los requerimientos de cada constructor, pero a mí me ha resultado el uso de goma laca aplicada a muñeca.

Considero que no altera el producto final al que pretendo llegar, y que complementa mi trabajo en la manera en que percibo y entiendo a una guitarra de mi autoría.

 

 

Q5. ¿Qué opina de las guitarras de tiro corto como las que están a 640, 628 y 615mm, en cuanto la facilidad de tocar, la calidad sonora, el volumen, y el diseño? ¿Hay alguna demanda para la gente de las manos pequeñas (quizás para exportar) o para las guitarristas femeninas que están aumentando? 

Los tiros cortos pueden generar novedades tímbricas que son el resultado de la tensión y longitud de las cuerdas.  Con tiros muy cortos sufre la profundidad de los sonidos graves y la proyección de los mismos.  Se puede justificar su uso si el repertorio que elige el guitarrista así lo sugiere.

Con respecto al diseño no he tenido problemas de comodidad de parte de los clientes.  Creo que los músicos a los que les dediqué mis guitarras, llegaron a mi trabajo sabiendo de las cualidades esenciales de una guitarra clásica tradicional, ellos buscaron y decidieron libremente.

Me alegra mucho saber que las mujeres guitarristas hayan aumentado en estos tiempos, pues le han dado también un público más abierto y comunicador como la música misma.   

 

 

Q6. Muchos lectores dicen que, suelen terminar muy confusos después de probar muchas guitarras en una tienda o luthier. ¿Podría darnos algunos consejos, desde el punto de vista de los guitarreros, cómo se averigua la calidad de la guitarra (construcción, sonido y la facilidad)? 

Probar muchas aumenta las expectativas, pero hay que ver si después de tocar todas en un solo día puede uno saber cuál es la elegida.

A mi entender, primero se debe escuchar mucho, se debe asistir a conciertos, audiciones, discos… estudiar al instrumento que uno presume es el objetivo.  Entender la deficiencia que tiene el propio y actual instrumento, para poder ser más certero en la elección.

La calidad de un instrumento esta explícita en todo su complejo cuerpo.  Una guitarra que se luce externamente, debe serlo obligatoriamente en su interior, estética y estructuralmente. Debe uno poder amoldarse a ella sin exigencias, sentir ductilidad en el diapasón, poder afinar sin preocuparse de la mala disposición de trastes, sentir una escala abierta y desplegada en las 6 cuerdas sin cambios bruscos de timbre, que el cuerpo, en una postura aceptable, no absorba desmesuradamente las vibraciones de la guitarra.

En fin, la guitarra debe ser la herramienta que le permita al músico decir sin miedo, entrar al dialogo sin suprimir ideas ni emociones.

 

 

Q7. ¿Ofrece algún servicio 'posventa' a los clientes, sobre todo a los que están nerviosos para hacer una considerable inversión?

No ofrezco ningún servicio más que mi trabajo como garantía, en caso de que el instrumento presente fallas propias de la construcción.  Esta garantía no reconoce daños por roturas o averías por golpes propias del descuido del dueño.  No se aceptan devoluciones.

 

 

Q8. ¿Cómo afecta la carencia de algunas maderas, como por ejemplo jacarandá, a su métodos, y la calidad del producto final?

No pasa de ser una preocupación, hasta ahora podemos conseguir lo suficiente y con eso apaleamos las necesidades de la profesión.

En el momento en que se torne una Urgencia veremos la forma de sustituir las maderas importadas por otras nacionales o de más fácil acceso y de venta controlada.

La adaptación es una de las capacidades más importantes en el desarrollo del hombre y su trabajo, que acompaña a la evolución de la razón humana desde sus inicios.

 

 

Q9. ¿Cómo ve el futuro de esta bella tradición en el siglo XXI?

Veo el futuro de esta tradición como una ventana a la conciencia misma, donde la belleza no tiene mas que florecer en las melodías y los acordes de la imaginación. 

En esta rama, del árbol que llamamos Cultura, transitan historias, anécdotas, imágenes, sueños, poemas, besos, sonrisas, amores, sabores, amaneceres, lunas, lluvias… y todas las pasiones que tejen esta hermosa vida en el Arte.  Para los que arriben esta profesión, bienvenidos sean.