Generación del 27: 6. Manuel de Falla: Homenaje pour Le Tombeau de Claude Debussy

Manuel de Falla

Manuel de Falla es uno de los compositores más notable de la generación. En Falla habría que destacar el vínculo con la cultura granadina, y sobre todo la amistad con el poeta Federico García Lorca.

También me gustaría presentar “Homenaje pour Le Tombeau de Claude Debussy”, la única obra de Falla compuesta originariamente para guitarra y la historia que está detrás de ello, la amistad de Falla con el ilustre compositor francés Claude Debussy.

Para empezar, me gustaría citar algunas palabras de cada artista en  las que se reflejan la profunda amistad y la admiración mutua.

 

Lorca:

“Yo he aprendido del maestro Falla, que además de gran artista es un santo, una ejemplar lección. En muchas ocasiones suele decir: «Los que tenemos este oficio de la música…» Estas humildes y magníficas palabras las oyó de los labios de la pianista Wanda Landowska…  Yo estoy con Falla.  La poesía es como un don. Yo hago mi oficio y cumplo con mis obligaciones”

 

Estoy impresionado al ver que esos dos genios eran tan humildes. Para ellos la poesía, la música, el arte es simplemente un oficio. Un oficio que, al mismo tiempo, es un don, y por eso una exigencia. De ahí su aversión por todo tipo de exhibicionismo.

Lorca apenas tenía 19 años cuando entabló amistad con Falla en quien admiraría no solo su talento sino su calidad humana: Falla era muy estricto con la ética y servía de modelo a joven Lorca.

 

 

Falla (en una carta a sus amigos):

“Si les digo que este poeta y músico es mi amigo, es solo una verdad a medias, porque es también, bajo muchos aspectos, uno de mis discípulos que más estimo, desde todo punto de vista. Es, además, en lo que respecta a la música popular, un excelente colaborador. Cuando Dios quiere que nazca un artista de esta calidad, capaz no solo de asimilar técnicamente aquello necesario a su trabajo, sino de superar el simple oficio de la técnica (este es el caso de García Lorca en sus armonizaciones del folklore español) se comprende la enorme diferencia existente entre lo que es producto de la educación y lo que surge bajo el ingenio de la creación personal, secundada por esta educación”

 

 

Manuel de Falla: Homenaje pour Le Tombeau de Claude Debussy

Dos años después de la muerte de Claude Debussy en 1918, Henri Prunières, un musicólogo francés y fundador/editor de La Revue Musicale encargó a Falla y a otros 6 o 7 compositores homenajear a Debussy. Por otra parte, Miguel Llobet, el célebre guitarrista, discípulo de Tárrega y Casals, también un amigo de Falla, pedía repetidamente a Falla que compusiera algo para guitarra. Así Falla decidió matar dos pájaros de un tiro. Esta pieza fue compuesta enteramente en Granada con la colaboración parcial de Llobet. Según José Rey de la Torre, el ilustre guitarrista cubano, discípulo de Llobet, cuando la composición estaba prácticamente terminada, Falla, Llobet y los intelectuales (artistas y escritores) de Granada se reunieron en la casa de Lorca. Ahí Falla y Llobet se metieron en un cuarto pequeño y trabajaron juntos para el último refinamiento.

La música es un buen ejemplo del espíritu de la generación: la dualidad. Se puede observar muchas contradicciones en esta pieza. Se supone que es una elegía, lo que se entiende como una canción de lamento, sin embargo, Falla sorprendentemente elige un ritmo de habanera. En la partitura, la indicación del tempo dice “Mesto e calmo (Triste y calmado) y una negra a 60”. A mi me parece que este tempo es bastante rápido para que la música suene triste y calmado. El ambiente de la música también puede generar un problema para entenderla. No me extrañaría oír a alguien que escucha esta pieza por la primera vez diciendo: «¿Qué tiene que ver esta música con el homenaje y sobre todo con Debussy, un compositor francés?»

A pesar de la aparente confusión, todo tiene su lógica. Hay una historia que se trata de la amistad y del espíritu de la evocación, detrás de todo esto.

La pieza “Homenaje“ de Falla está evocando las dos composiciones de Debussy, “Soirèe dans Grenade (La Tarde en Granada)” y “Puerta del Vino”, y ambas piezas están basadas en la habanera.

Debussy compuso “Soirèe dans Grenade”, una pieza de “Estampes (1930)” evocando a unos amigos españoles, especialmente a Falla.

 

 

Puerta_del_VinoLa Puerta del Vino está considerado como una de las construcciones más antigua de la Alhambra en Granada.

La inspiración de Debussy al componer ”La Puerta del Vino” de “Préludes. Libro II (1913)” vino de una postal coloreada de Granada que Falla le había enviado. Según Falla, Debussy intenta evocar una hora calmada y luminosa de siesta en Granada. El uso de las escalas arábicas y la referencia de habanera evoca el “cante hondo“.

Sorprendentemente, Debussy apenas conocía España aparte de la única estancia por solo unas horas en San Sebastián. En dos piezas, Debussy maravillosamente describe la atmósfera de Granada que nunca visitó, a través de un conocimiento amplio de la música y cultura española y junto con una magnífica intuición.

 

 

Falla dijo:

"Tiene algo de milagro cuando se piensa que esta música fue escrita por un extranjero guiado por la sola intuición de su genio… No hay ni un solo compás tomado del folklore español y, no obstante, todo el trozo, hasta en sus menores detalles, hace sentir a España"

 

Vista_de_la_Alhambra“Homenaje” de Falla fue la última correspondencia entre estos dos genios. El contraste entre el carácter vivaz y alegre del fragmento de “Soirèe dans Grenade” y la manera en la que termina la pieza sugiere el último saludo de Falla a su amigo artista Debussy.

Personalmente, considero esta composición como una música altamente compleja, poéticamente metafórica. Las cosas aparentes son metáforas de  otras cosas más profundas, pero dichas cosas son metáforas de  los sentidos aún más profundos, de igual modo que hacen Góngora y Lorca en su poesía. Esta dualidad de la luz y la sombra (la luz es una herramienta para destacar la sombra) hace que el contenido de la música sea más trascendental causando major emoción a los oyentes.

Esta música es tan emocionante no porque sea un lamento sino porque es una música de una profunda amistad, respeto y amor humano, con el ritmo de la habanera…

 

Comparen con dos piezas de Debussy.

Puerta del Vino

Soirèe dans Grenade

Aparece la parte que citó Falla en el final de su obra en 0:48.

 

 

Mustra de áudio: Homenaje pour Le Tombeau de Claude Debussy

Muestra de Áudio: 

Ref.: 

Schmitz, Robert E. The Piano Works of Claude Debussy. New York: Duyell, Sloan and Pearce Publishers